En este artículo vamos a hablar de las partes que componen un libro. Te explicaremos tanto las partes físicas o externas del libro (tapas, sobrecubiertas, guardas…), como también de las partes internas o contenidos, por ejemplo, los créditos, el índice, las portadillas, etc. Esperamos que te resulte interesante y aclare tus dudas.

Dentro de los libros convencionales existen varios tipos de encuadernación en los que se utilizan diversos materiales y formas. Para entender mejor este post, nosotros te recomendamos visitar el post Tipos de encuadernación de libros o ver el video que tienes a continuación. Así podrás entender  mejor el porqué de las diferentes partes de un libro

.

DISEÑO Y MAQUETACIÓN
TARIFAS Imprimir Libros
Servicios Editoriales

Las partes de un Libro

Para facilitar la comprensión del texto vamos a dividir el libro en dos partes principales, atendiendo al proceso de su fabricación, pero también a la distribución de sus contenidos.

  • Partes físicas de un libro: donde hablaremos de la cubierta del libro, de la tripa y de los elementos que ayudan a su protección o a darle forma y encuadernarlo.
  • Partes internas de un libro o estructura: donde explicaremos la distribución habitual del texto o contenido de un libro.

Veamos las partes de un libro al detalle.

Partes físicas de un libro

Representación o infografía de las partes físicas o externas de un libro

Cubiertas

Cuando vemos un libro, el primer elemento con el que nos encontramos es la cubierta, ésta está compuesta por: cubierta anterior, lomo y cubierta trasera (o contracubierta).

Actualmente se está imponiendo la costumbre de nombrar las cubiertas como portadas, es muy común denominarlas: Portada (a la cubierta anterior), lomo y contraportada (a la cubierta trasera), cuando en la denominación clásica se le llama portada a la página del interior libro donde figura el título y la información importante del libro (autor, editorial, colección, etc). Este cambio de costumbre en el habla puede generar errores de entendimiento.

Según sea la encuadernación en tapa blanda o tapa dura, el proceso de fabricación será distinto, las medidas también, pero la denominación se conserva.

Diferencias entre libros tapa dura y rústica

A la izquierda libros encuadernados en Tapa dura, a la derecha en rústica o tapa blanda

Mirándolo desde el exterior podemos distinguir las siguientes partes de la cubierta de un libro:

  • Cubierta anterior o Portada externa: Se coloca el título del libro, el autor y la editorial.
  • Lomo: Es el lateral por donde van sujetas las hojas del libro, en él figura el título, el autor y el anagrama de la editorial.
  • Cubierta trasera o Contraportada externa: Si las cubiertas están impresas sobre papel, se suele añadir algún elemento de información sobre el contenido de la obra o su autor, así como patrocinadores, código de barras, etc.
  • Solapas: En los libros encuadernados en tapa blanda o rústica puede existir una prolongación lateral de la cubierta de unos 7 o 10 cm, doblada hacia adentro para darle mayor rigidez al libro y evitar que se arquee la portada. Habitualmente se utiliza para poner la biografía del autor y la lista de los libros de la colección. Los libros en tapa dura no pueden llevar solapas.

Cortes del libro

Son los cortes realizados para  igualar o enrasar todas las páginas del libro y darle el tamaño definitivo. También se conoce como desbarbar el libro. Realizaremos un corte en cabeza (parte superior), un corte al pie (parte inferior) y un corte delantero (la parte derecha, por donde no va encuadernado el libro).

Los cortes del libro no son una parte del libro propiamente dicha, pero es una fase muy importante del proceso de encuadernación. En libros de ediciones especiales, misales, facsímiles, etc, el corte puede estar teñido con tintas de colores o metalizadas.

corte o canto de un libro, ejemplo de guillotina y entintado

Sobrecubierta

A los libros encuadernados en tapa dura, sobretodo si van forrados en tela o papeles texturizados, se le puede añadir una camisa, forro o sobrecubierta. Este acabado se suele realizar para protegerlos o para añadir información complementaria y vistosidad a la obra.

Las sobrecubiertas tienen unas solapas que abrazan la cubierta. Son muy útiles para colocar la biografía del autor  y otros títulos publicados suyos o publicaciones de la misma colección. En encuadernaciones en rústica con tapas de cartón fino (tapa blanda), también se le puede añadir este elemento, para darle la misma utilidad.

Partes de un libro, la sobrecubierta, ejemplo del libro abierto y cerrado encuadernado en tapa dura con sobrecubierta o camisa

Faja

Es una tira de papel que abraza a la cubierta pero es mucho más estrecha que la sobrecubierta. Su función es dar información de la editorial, de la fecha de impresión, del número de ediciones y de la cantidad de ejemplares vendidos. Es un elemento opcional que englobaríamos dentro de los complementos de un libro, que aportan información o embellecen pero no son imprescindibles. Suelen usarse como reclamo comercial y, a menudo, se componen de citas de otros autores o entidades reconocidas que proporcionan prestigio al libro.

ejemplos de fajas en libros

Guardas

Cuando tenemos en nuestras manos un libro encuadernado con tapa dura y lo abrimos, el primer elemento con el que nos encontraremos serán la guardas, éstas son el nexo de unión de la cubierta con el cuerpo del libro, es un díptico de papel que la primera de sus hojas va pegada al cartón y la otra hoja se pega 5 mm a la tripa del libro.

El lomo, al contrario de lo que puede parecer a simple vista, no va pegado al cartón y todo el peso de la tripa del libro se sujeta a la tapa mediante las guardas, si se rompe la guarda la tapa se cae.

En encuadernaciones rústicas con tapa blanda no existen guardas, porque no es necesario, la parte del lomo se pega directamente a la tapa.

Las guardas pueden utilizarse en blanco o impresas con colores, motivos o imágenes, normalmente se suele utilizar un papel distinto del utilizado para el interior, más grueso y absorbente para soportar la humedad de la cola con la que se pega al cartón.

detalle de colocacion de la guarda de un libro y ejemplos de libros con guardas de colores

Tripa del libro

Denominamos tripa o mazo del libro al bloque de páginas que componen el interior del libro. La tripa del libro puede estar formada por cuadernillos cosidos o por hojas encoladas en el lateral, puedes ampliar información en nuestro post sobre cómo se cosen los libros.

Tripa o mazo del libro

Partes internas o estructura de un libro

Partes internas de un libro o estructura de su contenido

Hojas de respeto o cortesía

Son hojas en blanco que se colocan al principio y al final de la obra. Según la categoría del libro se colocan una o varias. Mucha gente cree que es un desperdicio de papel pero, aparte de su función estética, estas hojas tienen una función práctica. En la tapa dura las hojas de cortesía son muy importantes ya que sobre la primera se pegará la guarda que mantiene el libro unido a las tapas. Además ayudan a proteger el interior de roces o restos de cola.

En las ediciones en tapa blanda también sirven de soporte a la tapa y van encoladas 3 o 4 mm. A menudo estas hojas sirven para que las bibliotecas pongan su cuño, los autores su dedicatoria, etc.

A menudo se nos pregunta si estas hojas van numeradas, en nuestra opinión no deben ir numeradas pero si deben contarse en la numeración de la obra. Si envías un PDF para su impresión, estas páginas en blanco tienen que estar incluidas.

Anteportada o portadilla

La primera página impresa del libro es la portadilla, en ella se imprime el título del libro, normalmente con un cuerpo de letra inferior al utilizado en la portada. Este tipo de página se utiliza en libros clásicos, novelas, poesía, etc. No se suele utilizar en catálogos de arte, manuales o libros más técnicos.

Desde nuestra experiencia observamos que esta página está cayendo en desuso en las ediciones más actuales y creemos que es una lástima, pues se trata de una página ideal para que el autor firme y pueda escribir las dedicatorias.

Portada interior

No confundir con la cubierta anterior que, como ya hemos mencionado al principio, a menudo se denomina también portada. La portada interior es la página donde va la información más completa del libro: el título de la obra, el nombre del autor o autores, el nombre del autor del prólogo, méritos del autor, la casa editorial, el impresor, lugar y año de la impresión, etc. Cuando no hay portadilla esta sería la primera página impresa del libro, por ello hay gente que a esta página la denomina también portadilla.

Página de créditos o de derechos

Esta es una de las partes del libro más desconocidas por el gran público. Se encuentra en la parte posterior de la portada interior, a la izquierda (en página par), enfrentada con la dedicatoria o el índice. En ella se reflejan todos los textos legales: número de edición, año de publicación, número de reimpresión (si lo hay), el nombre del traductor, el copyright de la imágenes utilizadas, los datos del registro de los derechos reservados, el número del ISBN y Depósito Legal, pie de imprenta, colaboradores, etc.

Dedicatoria del libro

En el caso de que el libro tenga dedicatoria se colocará a continuación de los créditos, en página propia y a la derecha. Se compondrá en varias líneas cortas, centradas o alineadas a la derecha. El texto se empieza a escribir dejando libre el primer tercio de la página aproximadamente.

Prólogo, prefacio e introducción

Se les llama a los textos escritos por autores, editores o personas reconocidas que tienen conocimientos del tema de la obra y que preceden a ésta. Puede haber uno o varios y, en función de su contenido, ocupan varios lugares en el libro. Bien antes del índice, cuando son introducciones muy genéricas y poco vinculadas con el contenido, por ejemplo, la presentación del alcalde o un concejal; bien después del índice, cuando su labor es explicar el contenido o el porqué de la obra. En este caso aparecerán reflejadas en el índice.

Cuerpo del libro

Es la parte central de la obra, donde se desarrolla la parte extensa del texto. En una novela, por ejemplo, abarcaría toda la narración, y puede estar divido en partes o capítulos.

Sumario e índices

El sumario o índice general (por influencia anglosajona, también llamado tabla de contenidos), aparece normalmente al principio. En él figura un esquema del contenido del libro. Es un elemento muy útil para facilitar al lector la navegación por la obra cuando existen múltiples capítulos o apartados. En obras con pocas subdivisiones se pone al final del libro.

Puede ir antes o después de los textos introductorios, dependiendo de si éstos se consideran parte del libro, en cuyo caso deben de ir marcados en el índice.

Los índices onomásticos, cronológicos, geográficos, de imágenes, etc, aparecerán al final del libro.

Parte final del libro

  • Bibliografía: Listado de las obras consultadas por el autor para escribir la obra.
  • Epílogo: texto donde se hace un resumen, recapitulación o conclusión sobre lo expuesto en la obra.
  • Glosario de términos: muchos libros incluyen una lista de términos utilizados en la obra, con la intención de ayudar al lector a entender su significado.
  • Lista de abreviaturas: Listado por orden alfabético de los signos o abreviaturas utilizadas en el transcurso de la obra.
  • Ultílogo: discurso último donde el autor hace alguna consideración antes de terminar la obra.
  • Colofón: Ubicado en la última página impar, donde se coloca el escudo o nombre del impresor. Es un texto breve que indica la fecha y el lugar en que se terminó de imprimir. También se puede hacer referencia a los tipos de letra utilizados y a la clase de papel. A menudo también figura alguna efeméride que coincida con la fecha de publicación.
DISEÑO Y MAQUETACIÓN
TARIFAS Imprimir Libros
Servicios Editoriales