¿Quién inventó la imprenta?

Portada » Blog » ¿Quién inventó la imprenta?

Johann Gutenberg inventó la imprenta moderna a mediados del siglo XIV. Aunque ya los romanos 400 años a.C. utilizaban moldes de arcilla y los chinos en el siglo XI utilizaban piezas de porcelana para hacer reproducciones. En europa, durante la baja edad media se utilizaba la xilografía para imprimir carteles y panfletos.

 

 

El inventor de la imprenta

El inventor de la imprenta Gutenberg

 

Johann Gutenberg (1399-1468), nació en Maguncia, Alemania. El padre de Johann Gutenberg era comerciante y su madre la hija de un tendero. Su apellido real es Genfleisch, cuya traducción del dialecto alemán de Renania se relacionaría con “carne de ganso”, por lo que el inventor de la imprenta moderna decidió usar el apellido Gutenberg. El avance tuvo lugar en el siglo XV, mejorando así la impresión de libros a gran escala. Anteriormente al invento de la imprenta, los libros y documentos se producían realizando copias manuscritas, en la mayor parte de las ocasiones por monjes, resultando ser un trabajo lento y arduo. En la baja edad media en Europa se utilizaba la xilografía, en una tabla de madera un artesano grababa las palabras o dibujos que tenían que reproducirse. El trabajo era muy laborioso y si se desgastaba algún trozo o cambiaba parte del contenido había que volver a repetir el molde completo.

El mérito de Gutenberg fue perfeccionar las técnicas de impresión existentes, fundió en metal cada una de las letras del alfabeto por separado, e ideó un sistema para ponerlas una a continuación de otra y sujetarlas. De esta forma se podían componer más rápido las páginas y reutilizar los moldes para componer otras. Para reproducir los dibujos se seguía utilizando la xilografía y posteriormente se pintaban a mano.

Antes de revolucionar la impresión, Johann Gutenberg trabajó como herrero en el obispado de Maguncia, ya que conocía el arte de la fundición del metal más preciado: el oro. Estos conocimientos le fueron muy útiles para la función de los tipos móviles.

Seguramente Gutenberg estudió en la Universidad de Erfurt, cuyo nombre está registrado como Johannes de Alta Villa (Eltvilla), en el año 1419, pero sólo se conoce que hasta 1434 residió como platero en Estrasburgo donde posteriormente formó una sociedad con Hanz Riffe para desarrollar lo que se cree fue el inicio de la imprenta.

En Maguncia se asoció con Johann Fust, el cual le concedió un préstamo para desarrollar su invento, fruto del cual en 1449 se publicó el “Misal de Constanza”, considerado como el primer libro impreso con tipos móviles en occidente. Algunos estudios actuales ponen en duda la fecha e incluso la autoría de esta obra, considerando que se imprimió más tarde, incluso después de la muerte de Gutenberg.

 

tipos moviles y prensa de gutenberg

Réplica de la prensa de Gutenberg y de los tipos móviles.

 

En 1452 se inicia la impresión de la obra más importante en el mundo de la impresión, la “Biblia de 42 líneas” o “Biblia de Gutenberg”, marcando el inicio de la Edad de la Imprenta. En 1455 Gutenberg está a punto de acabar las 150 biblias comprometidas, pero Fust no quiere ampliarle el plazo del crédito y acaba quedándose con los derechos del negocio. Al frente de la imprenta puso a su sobrino Peter Schöffer, que había trabajado como aprendiz de Gutenberg y conocía los secretos del invento de la imprenta.

Johann Gutenberg acabó quedándose en la ruina y viéndose obligado a revelar a otras imprentas su invento.

 

biblia impresa por gutenberg

Biblia de 42 líneas

 

De la “Biblia de 42 líneas” (llamada así por el número de líneas impresas en cada página) se produjeron 180 ejemplares (45 en pergamino y 135 en papel), una gran cantidad de libros impresos por aquel entonces, recibiendo la denominación de incunables, denominación que reciben todos los libros impresos antes del 1 de enero de 1501.

 

¿Cómo apareció la imprenta en España?

La imprenta en España llegó entre 1465-1470 desde Italia, pero los primeros impresores fueron alemanes. Italia fue el país que se situó por delante de Alemania en este tipo de actividad, siendo las principales ciudades de producción Florencia, Milán y Venecia. Países como Francia e Inglaterra dependían de las ediciones italianas.

En Bruselas hubo también actividad en la impresión, pero principalmente para abastecer a la ciudad de Amberes y a sus clientes: comerciantes y burgueses que acabaron imprimiendo para exportar obras de origen británico.

La primera obra impresa tuvo lugar en Segovia por Juan Parx de Heidelberg con la obra El Sinodal de la Aguilafuente, en 1472. Este primer libro impreso contiene documentos y actas sobre asuntos relacionados con la reforma del clero.

Valencia es, junto con Segovia, de las primeras ciudades que trabaja con la imprenta, ya que se consideraba como una de las principales ciudades en cuanto a cultura y reconocimiento europeo.

La primera imprenta de Valencia la formó un comerciante alemán, Jacobo Vitzlán, cerca del Portal de la Valldigna. En su taller imprimió el primer libro literario en valenciano: Troves en Lahors de la Verge María.

Valencia y sus alrededores (Alicante, Orihuela y Segorbe), son un lugar con una amplia tradición y experiencia en el mundo de la impresión, el número de imprentas era superior al de cualquier otro lugar en España y durante años ha acogido a impresores de todos los orígenes, encuadernadores, curtidores e ilustradores ganándose imagen y prestigio a nivel mundial. A finales del siglo XV llegó a ser el primer centro editorial de España.

A principios del siglo XVI se instalaron en valencia nuevos impresores, evolucionando así la adaptación de tipos como e itálico o romano, donde abundaban orlas, escudos y grabados que requerían una mayor delicadeza y precisión.

Como hemos dicho anteriormente, Valencia y sus alrededores tienen amplia experiencia en la impresión. La expansión a otras ciudades de la comunidad tuvo lugar a partir del siglo XVII en Orihuela por Diego de la Torre, donde se estableció para dar sus servicios al obispo y dominicos de la ciudad. Posteriormente, se trasladó a Zaragoza.

En Segorbe se introdujo la imprenta en 1613 por parte de Francisco Felipe Mey y en Alicante fue Jaime Mesnier en 1689. Estos dos impresores iban de un lugar a otro dependiendo de las oportunidades de trabajo que vieran en cada ciudad.

En los siglos XV y XVI, era tan elevada la actividad en el sector de la impresión que los impresores debieron de utilizar papeles de distintos lugares de origen dado que la industria no podía abastecer toda la demanda que había en aquellos momentos.

 

Maquinas antiguas de imprimir

Máquinas de imprimir en el Museo de la Imprenta de Valencia y de Madrid.

 

La Imprenta el mundo

Países como Méjico, Perú, Estados Unidos, China y Japón también se acogieron a la industria de la impresión.

En Méjico, en el año 1539, se estableció un molino de papel y una imprenta por Fray Juan de Zumarraga. La Corona Española le dio permiso para establecerlas con la ayuda de un impresor sevillano. Las primeras impresiones fueron abecedarios, obras religiosas y tratados jurídicos.

En Perú la primera imprenta se localizó en Lima, en 1584, para abastecer a los jesuitas y su colegio: se necesitaban libros para evangelizar Las Indias.

En el caso de los Estados Unidos de América, la primera imprenta fue constituida en 1638 en Nueva Inglaterra, y no llegó hasta 1674 a América del Norte, donde se instaló un taller en Boston. El principal cliente eran los periódicos. Que posteriormente se enviarían los ejemplares por correo.

En China y Japón introdujeron la imprenta los portugueses, los jesuitas introdujeron los avances en los talleres de impresión, donde se imprimían obras escolares y se comenzó a traducir al chino los tratados más importantes de la cultura y ciencia de Occidente, lográndose así imprimir y publicar una enciclopedia de temas científicos y matemáticos de más de cien volúmenes.

Invención del papel

Para hablar de la historia de la imprenta y de cómo surge, debemos contar también un poco sobre la historia de cómo apareció el papel, el elemento fundamental para que una imprenta funcione. Deciros brevemente que, el papel, fue creado por Cai Lun en China en el siglo II a.C., a partir de fibras de bambú, cuerdas y trapos y se dice que era utilizado desde el año 153. El siguiente paso fue en Japóny Asia Central. A España llegó gracias a los árabes en el siglo X y se extendió a Italia y Francia. En latín se denominaba papyrus, los valencianos (ya en 1056 en Xàtiva había un molino papelero) y catalanes lo denominaban “paper” y posteriormente el castellano “papel”.

La imprenta en la actualidad

Como os hemos comentado, actualmente imprimir un libro no resulta tan complejo como antaño: tenemos que tener claro cuáles son los tipos de papel que podemos encontrar y sus diferencias, ya que cada tipo de acabado se ajustará más o menos a nuestras necesidades y preferencias; cualquier persona puede imprimir un libro, ya sea a gran escala o solo como hobby: imprimir es sencillo; actualmente recurrimos a la impresión offset para los grandes pedidos y a la impresión digital para tiradas cortas, ediciones personales o urgencias.

Para la composición de textos los tipos móviles han sido sustituidos por sistemas de composición por ordenador, agilizando el proceso de una manera extraordinaria y poniendo la edición de libros al alcance de cualquier persona.

Si lo que queremos imprimir es un libro, podemos encontrar papeles como: couché maté, couché brillo, offset blanco, ahuesado y/o reciclado. El papel más utilizado para la impresión de libros de lectura, relatos, ensayos…es el offset blanco o ahuesado de 90 gramos. Para libros de fotografía o de imágenes un papel couché (estucado) mate de 135 gramos sería muy aconsejable, ya que las imágenes no se “transparentan”, dando un acabado fino y profesional.

También se imprimen, por diferentes técnicas, telas, plásticos, cartón, envases de todo tipo, etc…

 

combinacion de impresion offset y difital

Maquina moderna de impresión

 

Y todo ello es posible gracias al inventor de la imprenta Johann Gutenberg.

 

2017-04-18T10:48:09+02:00 17 Mayo 2016|Categories: Imprenta|Comentarios desactivados en ¿Quién inventó la imprenta?