Hoy en nuestro blog destacamos la figura de uno de los grandes de la historia del diseño gráfico: Alvin Lustig.

Lustig nació en 1915 en el seno de una familia sin inquietudes culturales. Como ocurre en muchos casos similares, fue un profesor quien le dio a conocer el arte moderno, la escultura y los carteles franceses, despertando en él la curiosidad por la creación artística.

alvin lustig

 

Lustig comenzó su inusual educación artística con un curso en Los Angeles Community College y otro en la Art Center School de la ciudad, al tiempo que trabajaba como director artístico en un periódico mensual del Automobile Club of Southern California. Además también se formó –de forma no reglada- con el arquitecto Frank Lloyd Wright y el artista Jean Charlot.

 

Alvin Lustig

 

Con tan sólo 21 años, Lustig abrió su primer estudio en Los Angeles y se convirtió en un impresor y tipógrafo independiente, haciendo trabajo con una prensa que tenía en la parte de atrás de una tienda.

En esa trastienda fue donde comenzó su impresionante carrera profesional como diseñador gráfico, principalmente de portadas de libros.

 

Alvin Lustig

 

El estilo gráfico de Alvin Lustig

 

Lustig aseguraba que el “nació moderno”, por lo que ese estilo opuesto a lo tradicional aparece ya en sus trabajos más tempranos: experimenta con diseños completamente abstractos, basados en formas geométricas y tipografías ornamentales.

Creía fervientemente que el diseño podía “cambiar el mundo”, por lo que con 22 años abandonó la impresión y se dedicó por completo al diseño.

Junto a creadores como Saul Bass, Rudolph de Harak, John Folis o Louis Danzinger, se convirtió en miembro de  Los Angeles Society for Contemporary Designers: artistas que creían en los principios del diseño moderno y que desafiaban la estética tradicional de la Costa Oeste estadounidense.

Lustig siempre interpreta de una manera fresca la comunicación visual. Con influencias de la Bauhaus, Dadá y el Surrealismo, está ligado también a las vanguardias literarias.

Sin embargo, el estilo de Lustig es complejo y original. Según James Laughlin (el primer editor con el que trabajó de continuo): “Hay gente que habla del “Estilo Lustig”, pero nadie me puede decir, en cincuenta o en quinientas palabras, cómo es ese estilo. Porque con cada nuevo libro hay una nueva creación. La única repetición es aquella impuesta por el formato físico del libro”.

 

Alvin Lustig

 

Las portadas de libros de Alvin Lustig

 

Alvin Lustig revolucionó el diseño de las portadas de libros. Para James Laughlin: “Su método consistía en leer el texto para obtener el sentido del impulso creativo del autor, para después reafirmarlo con sus propios términos gráficos”.

Laughlin fue un editor progresista con un entendimiento intuitivo del diseño gráfico artístico. Contó con Lustig para la creación de portadas de autores tan influyentes como Henry Miller, Gertrude Stein, D.H. Lawrence y James Joyce. Además, le dio libertad creativa para desarrollar su estilo personal, cargado de poesía visual y modernas variaciones tipográficas.

Durante siete años, Alvin Lustig se dedicó al diseño de portadas. Tras una breve estancia en Nueva York como Director de Investigación Visual de Look Magazine, regresó a California, donde abrió su estudio de diseño.

 

Alvin Lustig

Durante la segunda mitad de la década de los 40, Lustig continuó diseñando portadas de libros para varias editoriales, así como portadas de revistas. También amplió su campo de acción dedicándose a la arquitectura, el diseño de interiores e industrial de lámparas, telas y muebles.

Lustig continuó hasta su muerte en 1955 trabajando en el diseño de libros, tarea que compaginó con la docencia en el North Carolina’s Black Mountain College , el Art Center School at Los Angeles y Yale University.

Alvin Lustig