class-chip-kidd-books-covers

 

Os presentamos a uno de nuestros diseñadores favoritos, Chip Kidd: un creativo que hace que la impresión de libros sea un valor en alza en la era de lo digital.

Kidd es Director de Arte Asociado en Knopf, un sello editorial del gigante Penguin Random House, donde comenzó a trabajar en 1986 y realiza una media de 75 portadas de libros al año. ¡Casi nada!

Además, Kidd colabora con otras editoriales y empresas como Amazon, Harper Collins, DC Comics o Grove Press; entre otros.

 

imagen1

La hiperactividad de Chip Kidd puede sorprendernos, pero aún guarda algún as en la manga, ya que también supervisa la publicación de novelas gráficas para Pantheon, y en 2003 colaboró con el gran Art Spiegelman (autor de Maus) en la biografía del dibujante Jack Cole.

Kidd es el artifice del diseño de “Parque Jurásico”, de Michael Crichton, que dio el salto de la impresión de libros en papel al celuloide (qué viejos somos, hablando de impresión de libros y de celuloide) al formar parte del marketing de la película. Una prueba del buen hacer del diseñador ya que el camino suele ser el inverso, poner una foto de la peli en el libro. Un recurso un tanto perezoso que suele dar lugar a terribles portadas.

 

Plus en impresión de libros

 

A pesar de su enorme éxito, Kidd es bastante humilde a la hora de juzgar el trabajo de diseño: “Mi carrera va a remolque de la de los autores, no al contrario. Un ejemplo paradigmático de esto es “La carretera” de Cormac McCarthy. Tengo suerte de formar parte del proyecto de su edición, no Cormac McCarthy tiene suerte de tenerme haciendo su portada”.

El diseñador añade: “Estoy en contra de la idea de que la portada vende el libro. Los departamentos de marketing de las casas editoriales tienden a creer eso, pero la portada solo es una pequeña parte de los motivos por los que un libro conecta con el público”

Para Publishers Weekly, una de las “biblias” del sector editorial, las portadas de Kidd son “impactantes, impredecibles, inteligentes y hacen que los lectores aprecien los libros como objetos de arte, revalorizando su contenido”, un valor añadido que hace de la impresión de libros un plus más allá de las ediciones digitales. Chip Kidd diseña libros que es un placer tener en nuestras estanterías.

 

imagen4.