Hoy contamos con la colaboración de Antonio García Mengot, vocal y senador del Senado del Museo de la Imprenta, que comparte con nosotros su admiración por el arte de la tipografía.

La bondad, la verdad y la belleza de la tipografía

La admiración que Steve Jobs profesó públicamente por la caligrafía y por la tipografía y que hoy es compartida por tantos profesionales de las nuevas tecnologías, no puede ser explicada por el simple aprecio de lo bello sin más.

Esa admiración no puede provenir únicamente de la experiencia estética. Me gustaría pensar que está relacionada con la necesidad de conectar con la triada clásica:  el bien (bondad), la verdad y la belleza. Platón, hace 2.600 años, comenzó un debate que ha perdurado hasta nuestros días.

tipografía

Vengo a comenzar este tema con esta reflexión porque, ojeando un viejo catálogo de tipos impreso por una ya desaparecida imprenta de Valencia, comienza diciendo en la primera página:

Nada que pueda conseguirse sin pena y sin trabajo es verdaderamente valioso”.

“El resultado de ello es lo que hoy les rogamos acepten“.

tipografía

No puedo datar la fecha exacta de este catálogo, tal vez pueda ser de alrededor de 1965. En todo caso, estoy en condiciones de garantizar que entonces no había internet y Google no existía.

La única referencia acerca de los autores de este catálogo está en la colaboración artística de Damián Contreras, ilustrador valenciano conocido por sus carteles para las Fallas de Valencia.

Al ya de por sí difícil arte de la composición tipográfica, unimos la ambición de dar una forma bella a lo que no deja de ser un muestrario.

Un muestrario para que una pareja elija su tarjetón de boda o un industrial su factura.

Antes del mundo de internet y el acceso a la información de forma sencilla e inmediata, el conocimiento se trasmitía a través de los libros, los viajes y, sobre todo, por el afán e interés por el conocimiento.

En este catálogo se plasma la ambición de lo bello. Estructurado en páginas limpias y armoniosas, está repleto de pequeñas reproducciones de obras de arte, unas más conocidas y las otras menos.

Recordemos que reproducir en tipografía en el año 1955 grabados e ilustraciones era un trabajo arduo y complejo. Lejos del “copiar y pegar” actual, con el que yo estoy escribiendo este texto

Más allá de la belleza reflejada en este catálogo, las citas con las que se acompaña cada tipografía tienen la intención de trasmitir el bien y, por tanto, la verdad.

Hay una intencionalidad inequívoca de trasmitir la cultura a través de este catálogo que sus autores consideraron evidentemente como un libro.

tipografía

A cada tipo le corresponde una cita de un autor clásico. El redactor de este catálogo era una persona leída, no cabe duda.

No se conformó con un libro de ejemplos al uso, sino que pretendió compartir su experiencia estética.

He aquí algunos ejemplos:

Folio Estrecha: “Cuando el amor hiere, cualquiera se hace poeta, aun cuando antes no hubiera sido patrocinado por las musas“. Platón.

Folio Seminegra: “El silencio de la pura inocencia trae a veces la convicción que no alcanza el raciocinio”. Shakespeare.

Futura Texto: “Aquel que huye del pecado no más que por estar prohibido, peca”. Ovidio.

tipografía

Al mismo tiempo que una pequeña imprenta de Valencia editaba un catálogo absolutamente personal, las fundiciones de tipos más importantes imprimían sus muestrarios de tipos.

Abrir estos catálogos, repletos de imaginación y de modernidad, nos traslada a la época en que cada tipo fue dibujado por primera vez.

Conocemos la historia de la Futura, íntimamente ligada a la modernidad de la Bauhaus. Empezar a recorrer nombres como la Bodoni, creada por Giambattista Bodoni alrededor de 1798, o la Corvinus, creada por Imre Reiner entre 1932 y 1935, denota el amor por lo bello y lo verdadero con el que fueron creadas.

tipografía

 

tipografía

En la lectura de este catálogo vamos reconociendo como a cada tipografía se le fue asignando una función en la incipiente necesidad de la publicidad y marketing.

La primorosa elección de los nombres de las tipografías, Weiss creada por Emil Weiss en 1924, Bodoni Giambattista Bodini alrededor de 1798, Corvinus Imre Reiner, sobre 1935, Menhart, Fémina, Venus, Época, Bernhard, Leyenda, Vigor, Barón, Gótico Manuscrito, Antigua…

A cada tipografía se le añade una cita, una certeza.

tipografía

tipografía

tipografía

tipografía

tipografía

 

En la presentación del tipo Leyenda se dice: “El empleo de títulos dibujados y reproducidos en fotograbado, han dado tan poco resultado como la aplicación de figuras y letras construidas con elementos tipográficos, porque con ello se contraría la verdadera concepción del Arte de Gutenberg. La tipografía se halla sujeta al sistema tipográfico y sería un error por tanto querer imitar dichos procedimientos”.

Volvemos por tanto a la identificación de la tipografía y su belleza con la verdad inequívoca de la medida, la triada clásica a través del arte tipográfico.

Podemos cerrar esta pequeña reflexión leyendo en la página de la tipografía Sinfonía la cita: “La distinción entre la verdad y el error resulta más arbitraria que la del bien y el mal. Pretende la primera valer para el Mundo, la segunda para la Eternidad”.

Escrito y citado todo esto de dos catálogos de tipos, donde junto con una reflexión que abarca 2.600 años de filosofía, se recuerda que el mínimo del cuerpo 16 del tipo Sinfonía pesa 7 kg. y contiene 28 aes Versales o mayúsculas y 120 aes minúsculas.

Muchas gracias a Antonio García Mengot por compartir con nosotros su reflexión sobre la relación entre la filosofía clásica y el arte de la tipografía.

tipografía