Catálogos comerciales impresos
 

Además de libros, tesis y otras publicaciones; en La Imprenta CG Online también imprimimos catálogos para empresas.

Hoy en día, muchas compañías deciden erróneamente reducir gastos en este tipo de campaña promocional que, sin embargo, sigue siendo enormemente efectiva a la hora de crear imagen de marca.

La calidad, elemento fundamental

Pero no sirve cualquier catálogo: ya sea una empresa que realiza un catálogo destinado al consumidor final o un dossier para profesionales, la calidad es fundamental para que la inversión no caiga en saco roto.

Son muchos los que han dado por muertas a las publicaciones promocionales en papel y, sin embargo, por lo que respecta a los catálogos de productos destinados al consumidor final, su presencia sigue siendo masiva.

Los catálogos se agotan rápidamente

Simplemente hay que esperar a finales de agosto y preguntar en un kiosco por el catálogo de Ikea. La respuesta más común: “Está agotado”.

Colección de catálogos de Ikea en papel. Vía Flickr.

 

¿Cuál es la clave del éxito de este catálogo?

Sin duda, sus contenidos de calidad, con imágenes y estilismos elaborados, lo convierten en una poderosa arma de promoción y en la publicación más popular del mundo, con 208 millones de copias distribuidas. Además, el hecho de que esté realizado en papel es un plus que permite marcar páginas, coleccionarlo, compartir su lectura con otros y llevarlo de un lado a otro sin miedo a que una inoportuna caída lo rompa. Un clásico moderno avalado por su éxito mundial y un ejemplo a seguir por muchas compañías que quieren potenciar o mejorar su imagen de marca.

En este artículo de Forbes (en inglés) intentan explicar porqué siguen existiendo y triunfando los catálogos de productos en papel.

Y, ¿qué ocurre con los catálogos o dossiers de empresa destinados a profesionales?

Sin duda, son un gasto que a día de hoy puede parecer superfluo; pero nada más alejado de la realidad.

En tiempos de crisis, la imagen pública de una empresa cobra más importancia que nunca y el prestigio que supone tener un buen catálogo impreso no puede ser sustituido por un simple pdf enviado por mail.

 

Díptico realizado por La Imprenta CG mediante impresión digital.

El formato importa, y el catálogo en papel -especialmente si está realizado siguiendo unos estándares rigurosos de calidad como los de La Imprenta CG Online-, es la mejor carta de presentación en ferias, convenciones o reuniones; ya que dota a la empresa de una imagen de solvencia y profesionalidad imprescindible para sobrevivir en una coyuntura de incertidumbre económica.

Campañas que pongan en valor los servicios y productos

Una buena campaña de imagen empresarial, por tanto, debe combinar los medios digitales y tecnológicos con un buen catálogo o dossier en papel que acerque la marca a sus clientes potenciales de una manera que lo electrónico no puede abarcar y que ofrezca una imagen poderosa, solvente y profesional. Renunciar a una herramienta de promoción como esta puede costar muy caro, mucho más de lo que cuesta contratar un buen trabajo de impresión.