Imprimir Tesis, Trabajos de Fin de Grado (TFG) o Master (TFM) – Cómo prepararlos

Portada » Blog » Imprimir Tesis, Trabajos de Fin de Grado (TFG) o Master (TFM) – Cómo prepararlos

Si te estás preparando para imprimir Tesis, TFG, PFC o TFM, aquí te ofrecemos unos sencillos consejos para evitar sorpresas de última hora.

Las tesis doctorales, los trabajos de fin de grado (TFG), proyectos de fin de carrera (PFC) o los trabajos de fin de máster (TFM) consisten en la realización de una memoria o proyecto bajo la supervisión de un tutor o tutora, en la que se demuestran los conocimientos y competencias adquiridos por el estudiante a lo largo de su titulación, estudio o investigación.

Modalidades de trabajos académicos: tesis, TFG, PFC o TFM

Existen varias modalidades dependiendo de los estudios con los que estén relacionados. Por un lado, encontramos los trabajos académicos pertenecientes a un plan de estudios de grado, conocidos como TFG (trabajo de fin de grado) o PFC (trabajo de fin de carrera). En un nivel superior, podemos hablar de los TFM (trabajos de fin de máster) que se realizan al finalizar un programa de posgrado que tiene una duración de uno o dos años. Por último, los estudios de Doctorado son la máxima formación que otorgan las universidades y consiste en una investigación de unos tres años, que incluyen la realización final de una memoria (tesis) que recopila toda la investigación y los resultados obtenidos.

Dentro de estos niveles, existen distintos tipos de proyectos, que podrían resumirse en:

Modalidades de este tipo de trabajos académicos

  1. Trabajos académicos de investigación a partir de una hipótesis, de revisión e investigación bibliográfica o experimentales, con estudios cualitativos o cuantitativos.
  2. Trabajos coordinados con la realización de prácticas en empresas, instituciones o colaboración en proyectos de i+D.
  3. Trabajos equivalentes realizados como resultado de una estancia en otra universidad, española o extranjera, estancias en centros de investigación, etc.
  4. Otros trabajos no incluidos en las modalidades anteriores.

 

ejemplos de tesis tfg tfc tfm

Algunos ejemplos de tesis y Trabajos de Final de Máster.

Contenido habitual de una tesis, TFG, PFC o TFM

El contenido de un trabajo suele ajustarse a los requerimientos de la normativa de cada escuela y está estrechamente ligado al tema, tipo de investigación y nivel de los estudios cursados. Los TFG, PFC y TFM son los trabajos menos extensos, pudiendo ir de unas 40 a unas 80 páginas, mientras que las tesis doctorales suelen alcanzar las 300-600 páginas, dependiendo del tipo de proyecto.

Habitualmente, estos trabajos suelen contar con una estructura parecida en la que el objetivo es mostrar, de manera ordenada y lógica, todos los puntos importantes del trabajo:

  1. Portada. Es aconsejable que el título sea claro, conciso y que describa adecuadamente el objeto del proyecto. Debe aparecer en la portada y en una primera hoja que va sin numerar, también llamada portadilla, junto a tus datos y los del tutor.
  2. Índice general. Es importante para ayudar al lector (en este caso, los evaluadores del trabajo) a ubicarse y tener clara la estructura del trabajo que van a leer, permitiéndoles localizar rápidamente los apartados y su contenido. El índice deberá ir ordenado con los títulos de cada apartado, subapartado y numerado, indicando la página en que comienza cada uno de ellos.
  3. Memoria. Es el grueso del trabajo, toda la parte que describe el proyecto o investigación realizada. Debe contener el texto escrito, conclusiones, las notas al pie de página, referencias, las figuras y todos los datos importantes para entender el trabajo. Todo aquel contenido complementario (fórmulas, cálculos, tablas de datos, etc.) a la investigación deberá colocarse en un anexo al final del documento, para no entorpecer la lectura del texto principal.
  4. Bibliografía: Una parte imprescindible del trabajo es enumerar adecuadamente todas aquellas fuentes de referencia que han sido consultadas y que han servido de base teórica para sustentar el trabajo propio. Hay que incluir todos los libros, monografías, revistas y artículos, otras tesis o trabajos, entradas en blogs, noticias, entrevistas, etc.
  5. Anexo. Contiene todos los archivos complementarios a la investigación, como resultados de encuestas, fórmulas, glosario de términos, etc. No todos los trabajos tienen esta parte, especialmente en TFG, PFC y TFM, siendo más habitual encontrarlos en las tesis doctorales.
  6. Agradecimientos. También es habitual incluir un apartado de agradecimientos, al principio o al final del documento, aunque no suele ser obligatorio.

Hay algunas carreras en los que la estructura de los trabajos tiene que cumplir con ciertos puntos obligatorios. En arquitectura, por ejemplo, el PFC tiene una complejidad y necesidades concretas distintas a otro tipo de trabajos de fin de estudios. La estructura clásica del proyecto suele constar de cuatro elementos: la memoria, los planos, el pliego de condiciones y el presupuesto.

Lo más aconsejable es revisar la normativa de los estudios que estés cursando y, ante la duda, acordar con el tutor la mejor estructura para tu trabajo.

Pautas para realizar una tesis, TFG o TFM

No hay un formato estándar para realizar una tesis doctoral o trabajo de fin de estudios (TFG, PFC o TFM), pero sí que hay unas pautas comunes o recomendaciones a la hora de diseñarlo e imprimirlo que te ayudarán, sin ser diseñador, a elaborar un trabajo correcto. Además, cada facultad o escuela suele tener disponible su propia normativa, más o menos completa.

Pautas de diseño, formato y elección de la fuente (tipografía)

Si no hay una normativa definida, normalmente es el tutor de cada estudiante o investigador el que debe de indicarte el formato, tipo de encuadernación y acabados. Las pautas más comunes y algunos consejos de diseño son:

Los tamaños más habituales son DIN A4 y 17×24 cm, este segundo especialmente común en las tesis doctorales. En caso de tratarse de planos su formato mínimo suele ser de A4 o tamaños superiores plegados.

tamaños de tesis

Ejemplos de tesis en diferentes tamaños

El diseño de la portada, en ocasiones, responde a una plantilla proporcionada por la universidad, que únicamente debe rellenarse con el título, subtítulo (en caso de haberlo), los datos personales, nombre del tutor y demás datos exigidos. Si la diseñas tú, opta por un acabado sencillo y sin decoraciones superfluas. Si usas alguna de las plantillas disponibles en tu editor de textos, elige las más sobrias.

El tamaño de la letra para el trabajo recomendado suele ser de 11 puntos (en algunos casos 12), pero nunca de un tamaño inferior, porque la lectura sería complicada. Si es mayor de 12 ocuparía demasiado espacio.

Si nos ofrecen unas normas de estilo, seguramente incluirán una recomendación sobre la tipografía (tipo de fuente o letra) a utilizar. Lo más recomendable en este caso es usar el sentido común y elegir tipografías “clásicas”, conocidas e identificadas por cualquier persona y que aseguran unas buenas condiciones de lectura. Así, las fuentes recomendadas habitualmente son las conocidas como “de palo seco” o “sin remates” (sans serifs), como las familias Arial, Helvetica, Tahoma, Calibri y Verdana. Si prefieres un aspecto más clásico, puedes utilizar las denominadas “con remates” o “con serifas”, como la conocida Times New Roman o las familias Palatino Linotype, Baskerville, Caslon o Century Old Style, que también son una apuesta segura. Estas tipografías tienen unas pequeñas líneas en las terminaciones de las letras (los remates o terminales). Son las que más se utilizan en textos impresos extensos, como periódicos, revistas y por supuesto libros, ya que facilitan la lectura. Los remates crean en el ojo la ilusión de una línea horizontal, por la que la vista de desplaza al leer.

En cambio, no se permiten ni son recomendables las letras con decoración excesiva, desenfadadas, que imitan la escritura manual o que tengan cierto aire infantil. Su uso dotaría al trabajo de un aire demasiado desenfadado, restándole seriedad y credibilidad.

ejemplo de tipografias con serifa y sin serifa

Diferencias entre una tipografía con serifa y sin serifa.

También importante tener en cuenta los márgenes del trabajo, por presentación y porque a la hora de la encuadernación del trabajo se necesita cierto espacio para que quede correctamente centrado y nada se corte. Los márgenes mínimos recomendados son de 2 cm o 2,5 cm. La normativa del trabajo de fin de Grado de la Facultad de Bellas Artes (UPV), un buen ejemplo, ofrece unas pautas de diseño más concretas. Según estas normas, en lo que se refiere al diseño de página, el trabajo se maquetará en formato A4 y los márgenes definidos son de 6,75 cm. para el margen izquierdo, 4,75 cm en el margen superior y 1,75 cm. en el margen inferior y derecho. Estos márgenes se asemejan más a un diseño de libro comercial, muy equilibrado y agradable de leer.

La elección de una buena tipografía (fuente) es importante, pero también lo es utilizarla adecuadamente en la página. Para ello, es necesario utilizar un interlineado (espacio blanco entre líneas) que resulte agradable de leer. Habitualmente, los editores de texto como Microsoft Word, Open Office o Pages, ofrecen un interlineado por defecto que suele ser adecuado. Muchas escuelas suelen recomendar aumentarlo a 1.15 e incluso a 1.5 puntos. Otra convención en la mayoría de las universidades es preferir la alineación justificada, que consigue una forma de párrafos equilibrados y formales.

Por último, también es conveniente separar los párrafos para aumentar la legibilidad (6 pto) y aplicar sangría en la primera línea con 0,6 cm aproximadamente.

Formato de parrafo para tesis

Selección del formato de párrafo para tesis que se suele usar habitualmente.

Utiliza una jerarquía visual

La jerarquía visual es el “orden gráfico” que disponemos al escribir y dar formato al texto, utilizando los distintos tamaños de texto, estilos (regular, negrita, subrayado, etc.) y algún color, si procede y siempre que no desmejore la legibilidad.

Parece obvio que el título debe ser más grande que los subtítulos y que, a su vez, los párrafos deben ser ligeramente mayores que las notas a pie de página y los pies de imagen. En ocasiones, con los tiempos en los que se realizan estos trabajos, es fácil no prestar atención a estos detalles y acabar escribiendo un texto monótono, todo con el mismo tamaño de letra y sin ninguna distinción, en el que es difícil localizar los apartados e imposible distinguir los diferentes niveles de contenido.

Los editores de texto habituales ofrecen plantillas que contienen estilos de texto predefinidos con numerosos niveles de información, para que se puedan distinguir fácilmente los distintos capítulos, apartados y siguientes subapartados, tal y como muestra el ejemplo apuntado.

Las figuras y tablas

Las figuras y tablas que utilizadas deberán incluir la fuente o referencia de donde se han obtenido. Lo ideal es ofrecer cualquier dato relevante para su reconocimiento, como la información del autor, si pertenece a alguna colección, web, fecha de realización, etc. Es necesario numerar estos elementos, para que sea fácil referirnos a ellos en el texto y localizarlos en la página (fig. 1, fig. 2, etc.). Esta referencia numerada se llama pie de imagen. El estilo de texto utilizado debe ser el mismo, pudiendo utilizar un tamaño ligeramente menor al usado en el párrafo.

 Los sistemas de citación

Una de las normas más importantes en los trabajos de investigación es referenciar adecuadamente aquellos trabajos de otros teóricos o estudiantes que han sido de ayuda en el trabajo propio. Si quieres utilizar una idea original de otro autor o citar directamente alguna de sus frases, debes indicar el autor, la obra y la página exacta de donde proviene.

A grandes rasgos, hay dos tipos de citaciones, las indirectas o contextuales (en las que podemos parafrasear al autor, expresando con nuestras propias palabras su idea) o las citas directas o textuales, que se anotan en el texto entre comillas y reproduciendo las palabras exactas del autor.

Sea cual sea el tipo de cita, se recomienda que sean más bien cortas y que siempre aporten algo original y oportuno, evitando citar “para rellenar”.

Las citas se colocan a medida que van apareciendo en el texto, presentando una anotación que reseñe la procedencia de estas palabras. Las maneras más habituales son el sistema cita-nota, indicando la  referencia a pie de página (mediante un número en superíndice), que también puede ir agrupada con el resto de referencias al final del capítulo o texto. El número se coloca en el texto y se vuelve a repetir a pie de página (o a veces en una columna secundaria en uno de los laterales de la página) donde a continuación se coloca la referencia, bibliográfica o del tipo que sea.

La otra opción es el sistema autor-fecha, nombre-fecha o sistema Harvard. En este estilo, más fácil de utilizar, las citas se forman con el apellido del autor seguido del año de publicación entre paréntesis. Este modo de citar evita ir leyendo continuamente entre notas a pie de párrafo y texto, haciendo además la maquetación más fácil. Por contra, obliga al lector a consultar el título del libro en la bibliografía final. En este caso, como notas a pie de página únicamente aparecen aclaraciones, explicaciones de términos o ampliaciones de contenido, y nunca referencias bibliográficas.

Indiferentemente del estilo usado, lo imprescindible es mantener la misma manera de proceder a lo largo de todo el documento, es decir, no citar cada vez de un modo distinto.

La bibliografía final también debe seguir un criterio que la homogenice, redactando todas las referencias del mismo modo. Existen diferentes convenciones, dependiendo de si se mencionan libros, capítulos de los mismo, entrevistas, catálogos, exposiciones y actualmente es muy común citar también fuentes on-line, como revistas, blogs especializados, medios de comunicación, vídeos, DVD y todo tipo de recursos multimedia, incluso tuits. *

Si quieres ampliar información, te recomendamos que consultes la página web de la Universidad de Sevilla, que tiene disponibles unas entradas muy útiles sobre las normativas de citación para ambos sistemas, cita-nota y autor-fecha, basadas en la norma UNE-ISO 690 Información y documentación. Directrices para la redacción de referencias bibliográficas y de citas de recursos de información (AENOR). También puedes consultar las normas de la American Psychological Association (conocidas como APA), que es otro de los estándares más reconocidos para la transmisión del conocimiento científico y académico (especialmente popular en el ámbito de las ciencias sociales). El blog normasapa.net ofrece muchos tutoriales, resúmenes de las principales normas, actualizaciones y otros trucos y consejos sobre redacción científica.

ejemplo de citas en tesis

Cómo presentar una Tesis, TFG o TFM

Uno de los mejores consejos que podemos ofrecerte antes de que imprimas tu trabajo, es que sea revisado por una o varias personas ajenas a él. Tanto tú como tu tutor lo conocéis sobradamente, por lo que vuestras lecturas no os permiten encontrar fallos de redacción o pequeñas erratas, que sería una pena que aparecieran en la impresión después de tanto esfuerzo. Por ello, es importante que le pidas a algún compañero o familiar que lea el documento antes de imprimir.

Respecto a la entrega, los trabajos de fin de Grado se suelen entregar de forma telemática mediante la plataforma que ofrece la propia universidad. Aún así, sigue siendo habitual presentar el documento impreso para facilitar la lectura a los evaluadores. La solución más sencilla por la que muchos estudiantes optan es acudir a una copisteria o reprografía, pero hay que tener en cuenta que el precio se elevará y que la calidad será menor a la que encontraríamos en una imprenta especializada y con experiencia en este tipo de proyectos.

En trabajos de fin de máster y tesis doctorales, en los que siempre ha sido obligatorio entregar las copias impresas, es común que los estudiantes acudan directamente a profesionales de la impresión. Para este tipo de trabajos será necesario realizar varias copias, siendo habitual imprimir tantos ejemplares como miembros tenga el tribunal que revisará el trabajo (habitualmente tres personas). También es aconsejable, como detalle, realizar una copia para los tutores del proyecto y alguna propia.

Tipos de encuadernación y papeles recomendados para imprimir tesis, PFC, TFG o TFM

Es indudable que lo más importante es el contenido, pero una presentación cuidada ayudará a causar una buena impresión y facilitará el trabajo de lectura y evaluación del tribunal. Por ello, es importante optar por una imprenta de confianza y calidad que te garantice un trabajo profesional y que cumpla con los plazos, que suelen ser muy ajustados.

Tradicionalmente las tesis se encuadernaban en tapa dura con imitación de piel, textos en dorado, hendidos, etc. Hoy en día, aunque todavía hay universidades que exigen ese tipo de encuadernación, los gustos han cambiado mucho y, lo más habitual es decantarse por diseños más modernos.

¿Qué tipos de encuadernación de hay?

Este tipo de trabajos se suelen encuadernar con dos técnicas distintas: encuadernación de tesis en tapa dura o cartoné y encuadernación de tesis con tapa blanda.

Se le llama encuadernación en tapa dura o cartoné cuando la tapa que recubre la portada, el lomo y la contraportada es de cartón rígido (suele ser de 3 mm de grosor). Ese cartón va forrado con imitación de piel, con tela o con papel impreso. Esta última opción es la más habitual en la actualidad y te permite imprimir el diseño que elijas, a color.

Otra forma de encuadernar una tesis es con tapa blanda, también denominada en “rústica”, opción más rápida, económica y que le proporciona al trabajo un acabado más actual. Habitualmente se le pone una solapa para darle mayor rigidez, evitando que la tapa se curve.

Lo normal es que la encuadernación se pueda elegir, pero hay algunas cuestiones técnicas propias de los trabajos que requieren de una u otra opción. En arquitectura y algunas ingenierías, por ejemplo, el trabajo suele encuadernarse en tomos independientes, uno para cada parte del proyecto, aunque dependiendo del tipo de trabajo también se admite la agrupación en un único tomo. En caso de tener que incluir un documento con planos, el libro suele llevar los planos sin coser, dentro de fundas encuadernadas o sueltos en una carpeta anexa.

ejemplos de encuadernacion de tesis en tapa blanda y dura

Dos ejemplos de encuadernación de tesis: encuadernación rústica o tapa blanda (izquierda), y cartoné o tapa dura (derecha)

El acabado de la encuadernación

Es muy importante que allí donde vayas a imprimir tu tesis utilicen un encolado de calidad. Es habitual encontrar libros con estos tipos de encuadernación que se despegan, perdiendo parte de las hojas del cuerpo de la memoria o incluso desprendiéndose toda ella de la tapa. Por ello, es muy importante utilizar colas de poliuretano, conocidas como Cola PUR, para evitar que el trabajo se rompa con el uso y garantizar un acabado altamente resistente y profesional.

Tesis encuadernada en tapa blanda con solapas

Ejemplo de tesis encuadernada en tapa blanda con solapas.

La elección del papel

Respecto al papel más adecuado para imprimir una tesis o trabajo de fin de grado, depende del contenido. Si son imágenes, fotografías de obras de arte, edificios o planos con mucho detalle se suele optar por papel couché (estucado), que permite reproducir fotografías con mucha nitidez. Si es una tesis fundamentalmente de texto con gráficos o tablas, suele emplearse papel offset.

El grosor de papel más recomendado cuando se trata de couché es de 135 gramos, si tiene muchas páginas se puede reducir a 90 o 115 gramos para evitar un peso excesivo. En el caso de optar por papel offset, 115 gr. es el adecuado, pudiendo bajar a 90 gr. cuando tenga muchas páginas. Por otro lado, si tiene pocas páginas o es posible que alguna imagen pueda clarear por el dorso del papel, dificultando la lectura de la siguiente página, se puede optar por un papel de 150 gramos. 

papeles para tesis y pfc

Ejemplos de papel, a la izquierda papel reciclado, a la derecha papel offset blanco

Dónde imprimir tesis, TFG, PFC o TFM

Somos conscientes de las dudas que supone imprimir un trabajo en el que has invertido tanto tiempo y esfuerzo. En La Imprenta CG tenemos una amplia experiencia en la impresión y encuadernación de tesis, TFG, PFC y TFM. En nuestra web podrás calcular el precio de impresión, sin sorpresas ni costes adicionales, encargar la impresión y recibirla tranquilamente en tu domicilio, sin colas ni desplazamientos.

Precio de Impresión de tu Tesis COLOR

Precio de Impresión de tu Tesis BLANCO Y NEGRO

impresion de tesis urgente

¿Cuánto tiempo se tarda en imprimir tesis, TFG, PFC o TFM?

La fabricación siempre se realiza en el menor tiempo posible. Una vez hayas subido el archivo PDF a nuestra plataforma y hayas realizado el pago (mediante Paypal o TPV Virtual), revisaremos el archivo y si todo está correcto, empezaremos a trabajar al día siguiente.

El plazo de entrega se contabilizará a partir del día siguiente al pago y subida de archivo, siempre que estos pasos se hayan realizado hasta las 19:00 h.

Debes calcular que necesitamos un tiempo aproximado de 7-8 días laborables para trabajos con tapa blanda y 12 días laborables para tapa dura. * Si has solicitado muestra previa deberás de añadir 5-6 días laborables para la realización de la muestra. Los plazos de entrega a las Islas Baleares y las Islas Canarias se verán alterados en 2 días laborables adicionales.

Si necesitas más urgencia habla con nosotros y veremos de qué manera se puede agilizar.

¿Te gustaría comprobar que todo está correcto? ¿Tienes dudas?

Cuando realices el pedido, puedes solicitar una muestra previa. Esto resulta muy útil para darle una última revisión y asegurarte de que todo está bien. Aproximadamente, los plazos de envío de la muestra son de unos cinco o seis días laborables. Si es una tapa blanda recibirás una maqueta tal cuál va a quedar el producto final, si es una tapa dura la muestra previa se realiza en tapa blanda.

Tranquiliza, ¿verdad? A nosotros también, puesto que una vez enviada la maqueta de prueba, esperaremos a que el cliente nos comunique su conformidad. En caso de haber cambios, es tan fácil como ponerte en contacto con nosotros para la revisión y modificación de los archivos. ¡Sencillo y sin errores!

Recuerda que si tienes dudas o tu proyecto tiene alguna peculiaridad, puedes contactar con nosotros para que te ayudemos. Nos encontrarás en el chat de nuestra página web o por teléfono. Puedes llamarnos directamente o dejarnos tu teléfono para que nosotros contactemos contigo.

 

Este post ha contado con el asesoramiento de: Melani Lleonart

2017-10-31T18:26:48+01:00 28 octubre 2017|Categories: Tutoriales|0 Comments

Leave A Comment