La vuelta al cole ya es un hecho y las máquinas de La Imprenta CG no han parado en todo el verano para tener listos los trabajos que nos han encargado desde numerosos colegios. ¿Colegios? Sí, colegios. Porque una de las corrientes pedagógicas que más se está estableciendo en las aulas es la que plantea enseñar por proyectos, en lugar de con un libro de texto cerrado y aburrido que el profesor lee y los alumnos marcan con rotulador fosforito.

 

¿Qué es aprender por proyectos?

Básicamente, la filosofía de este tipo de educación se condensa en el siguiente proverbio chino: “Dígame y olvido, muéstreme y recuerdo. Involúcreme y comprendo”. Se trata, por tanto, de que los niños participen en el proceso, que no se limiten a ser oyentes pasivos de una lección, que recitarán de memoria sin realmente comprender.

Jaume Trilla Bernet, Catedrático de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona, pone el dedo en la llaga: “Demasiado a menudo, el maestro se refugia detrás del libro de texto y acaba haciendo él mismo lo que luego va a exigir a sus alumnos; recitar el manual. Y así, los libros de texto han llegado a ser como la prótesis imprescindible para suplir las carencias culturales y científicas de ciertos enseñantes”.

Es más sencillo y rápido dejar en manos de las editoriales los contenidos que regirán la marcha del curso, crear un contenido propio requiere esfuerzo, trabajo y tiempo, mucho tiempo; algo de lo que los profesores (a pesar de su mala fama entre los no docentes) no andan sobrados.

 

proyectos alumnos cabecera

 

Si os interesa el tema de la educación por proyectos, en el siguiente enlace de la web Eduteka lo explican más detalladamente y encontraréis un montón de recursos: pincha aquí. Y aquí algunos interesantes argumentos y citas de porqué trabajar en clase únicamente con libros de texto puede fomentar el fracaso escolar.

 

Imprimir material didáctico personalizado

Aunque la educación por proyectos no significa decir adiós al libro de texto convencional, sí que hace necesaria una renovación de este recurso educativo. Lo ideal es que cada grupo de alumnos elija el tema o proyecto que va a ser el centro de lo que aprendan (por ejemplo, los planetas o el bosque) y, a partir de ahí, el profesor desarrolle actividades y lecciones, creando material didáctico propio, personalizado para su grupo de alumnos.

 

kil patrick

 

En La Imprenta CG hemos impreso varios manuales y cuadernos de actividades llenos de creatividad para que los más pequeños aprendan de una manera activa y enriquecedora. Un trabajo titánico por parte de muchas escuelas a las que desde aquí queremos dar las gracias por intentar mejorar la educación de los más pequeños, incentivando su autonomía, sus ganas de aprender y su espíritu crítico. ¡Un diez para ellas!